Ciudad de México. El Senado de la República demandó al gobierno de Enrique Peña Nieto suspender la colaboración con Estados Unidos en materia migratoria y de lucha contra crimen organizado, “mientras no cese el trato hostil e irrespetuoso que ha prevalecido por parte del mandatario estadunidense, Donald Trump hacia México y los mexicanos”, cuya última manifestación es militarizar la frontera.

Todas las fuerzas políticas avalaron ese pronunciamiento, que incluyó también un llamado a los congresistas estadunidenses para que pidan a Trump cambiar la forma ofensiva como se ha conducido con México, ya que impide la construcción de una relación bilateral eficaz para resolver los retos comunes.

En entrevistas por separado, senadores del PAN, PRD y PT Morena exigieron al gobierno mexicano una respuesta firme ante la decisión de Trump de enviar la guardia nacional a la frontera con México.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Laura Angélica Rojas, fue la encargada de leer el pronunciamiento, en el que, el Senado expresa “de manera contundente y firme” rechazo a la forma en la que el presidente Trump se ha conducido con México y con los mexicanos desde que era candidato y, ahora, a lo largo de lo que lleva en el gobierno, sin considerar que en el 2017 el comercio bilateral entre ambos países fue de más de 521 mil millones de dólares.

Además, que se trabaja de manera conjunta en una serie de temas como el migratorio, de educación y combate al crimen organizado.

  “Derivados de nuestra vecindad, trabajamos en la solución de los retos comunes de manera coordinada con los Estados Unidos y, por ejemplo en los temas de combate al crimen organizado, a pesar de lo importante que es para ambos países no sólo a nivel de gobierno sino sobre todo a nivel de los pueblos, la importancia de esta relación, de todo lo que está en juego, el presidente Donald Trump se ha comportado de manera permanente y sistemáticamente de una manera que para el Senado de la República es inaceptable e intolerable”.

Su conducta ha sido no solo irrespetuosa sino insultante. Ha estado basada en prejuicios y desinformación y ha hecho uso frecuente de la amenaza y el chantaje.

“Durante su campaña, el presidente Donald Trump calificó de manera generalizada a los mexicanos como violadores y criminales; sin embargo, de acuerdo con cifras de un estudio académico de cuatro universidades en Estados Unidos, si bien la migración creció 137 por ciento entre 1980 y 2016, el crimen en ese país cayó un 12 por ciento en el mismo periodo. Claramente eso es una falsedad.

 Y, sus últimos mensajes cuestionando las políticas migratorias de México y ordenando n militarizar la frontera, son inaceptables. Por ello, el Senado exigió al presidente Donald Trump respeto al pueblo de México y le hace un llamado a conducirse con la seriedad que merece la relación entre nuestros países.

Asimismo, le solicitar al Gobierno del República, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, suspender la cooperación con el Gobierno de los Estados Unidos en materia migratoria y de lucha contra crimen organizado, mientras no cese el trato hostil e irrespetuoso que ha prevalecido por parte del presidente Donald Trump hacia México y los mexicanos.

El pronunciamiento, que fue aprobado por unanimidad y entre aplausos por los senadores asistentes a la sesión, fue enviado de inmediato al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

(Tomado de: La Jornada)

Por c0rc3ll

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *