Abel Murrieta, ¡qué escándalo!… ¡Viene AMLO, qué emoción!… A Leticia Cuesta, ¿la corrieron o no, pues?

0

El diputado federal Abel Murrieta no quema sus naves nomás “por quítame estas pajas”… ¡Ni al caso!

Cierto, cuando el equipo beltronista impuso con toda su fuerza a Emeterio Ochoa de candidato del PRI a alcalde en Cajeme, se quejó de las formas… ¡Ojo, no del fondo!

En su fuero interno, Abel debió recordar su propia candidatura como diputado federal… producto de las glorias negociadoras de su buen amigo, Ricardo Bours Castelo.

Pero en esta ocasión, el “jaque mate al rey” pasa por el urgido triunfo de Sylvana Beltrones (jaque)… pero como el juego es de tres años – tan estresante como el campeonato de Bobby Fischer-Boris Spassky – en el proceso hay que eliminar el cuerpo de ataque del oponente, o francamente inutilizarlo.

… y avanzar al predestinado “Mate”, la candidatura y el triunfo de Sylvana para la gubernatura de Sonora.

Pese a la adversidad – y mientras el padrino se fue al “Muro de los Lamentos” – Abel fue “doblado” por su ancestral, y posiblemente agradecimiento, formación de priísta.

Así, le dijo que no a la coquetería panista… quienes al final soltaron el rumor de que ellos fueron los que se negaron… como si por estas tierras los quisieran mucho… ja, ja.

Abel se regresó a su posición de diputad federal. Continúa en la militancia tricolor… y, al parecer, nuevos aires – federales – le podrían resultar atractivos.

En todo caso se va con los reflectores encima… y es que, no cualquiera puede presumir de una precandidatura y una oferta a candidato de dos partidos… en forma casi simultánea…

… y sin necesidad de pasar por el lavatorio de pies (y mañas) del desfigurado partido de los pejezombies (los que por estos días, recogen basura por todos lados)

VIENE AMLO… “¡QUE EMOCIÓN!”

Por cierto, el 15 del presente, el jefe de los pejezombies, el afamado AMLO andará por estos andurriales…

Se dice: Viene a pedirle cuentas (y a apapacharlo y felicitarlo por tanto lindo panista que ahora le da lustre a su partido) a don Alfonso Durazo, el próximo “jefe de jefes” en la Secretaría de Seguridad Pública, en lo que será la nueva era de la fanaticada nacional.

Pero más que platicar con el próximo señor Secretario, Andrés Manuel revisará las cuentas con Marcelo Ebrard Casaubón, el encargado de este territorio en los asuntos de “alquimia electoral”.

Es decir, si acaso es cierto que se cuentan por millones los números de la fanaticada pejezombie, pues cuentas claras y amistades largas.

A ver Marcelo, ¿aseguramos ya todas – tooodaaas – las casillas con nuestros representantes y estamos sobraditos, o de plano nuestra “fuerza” solamente se concentra en el malhablado y odioso personal que tenemos en las redes sociales?

… si, porque a veces hasta AMLO se harta de los pejezombies de la red… ¡La neta!

A la vez, todo indica que Marcelo habrá de sostener reuniones con gente importante de por estas tierras… ¿Qué tan importantes?… bueno, lo que pasa es que así les dicen a los riquitos de la comarca… ja, ja.

En fin, viene AMLO, y hay que ponerse una “garra decente”… digo.

“LA CARITO”: ENEMIGA #1 DEL PAN

La diputada Carolina Lara – “¡La Carito!”, decía Alejandro López Caballero – trae a carrilla al panismo oficial.

Es la ambición de toda la vida: Damián Zepeda, “el líder” nacional, la bloqueó para evitar que se postulara para reelegirse como diputada local…

… como si hubiera hecho tan buen papel como cobrona legisladora… ¡Por Dios!

Y está tan “agobiada” la pobre mujer, que trapea con medio mundo: Ya le echó la sal a Myrna Rea Sánchez, la casi segura candidata de los panistas a la alcaldía hermosillense.

A la Myrna no la conoce nadie (bueno, en su casa, sí)… y tiene razón “la Carito”… en Hermosillo aunque los conozcan, están perdidos.

Y muerde a Moises Gómez Reyna (el diputado que cobra por no ir al Congreso del Estado… ¡vaquetón!)

¡Ojala nomás dijera eso!… también le llama traidorzuelo al tal Moisés (que bueno que no se llama Jesucristo) que mordió la mano a quien le dio de comer: A los ex jefes (¿O todavía son tus jefes Carito?) Guillermo Padrés y Alejandro López Caballero.

¡Pura grilla corriente pues, digna del panismo en el pantano!

Y solamente por eso, hay que advertir lo difícil que están las cosas para Antonio Astiazarán, quien ya tiene su segunda posición en la fórmula al Senado en la persona de Leticia Cuesta.

… y bueno, la corrieron o no los “asociados” de Sonora Ciudadana (mucho mitote, también por ese lado)…

Vaya, pues, la política avanza, avanza… pero nadie sabe (a ciencia cierta) a dónde…

Hasta pronto

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here