¡Qué bueno que se fue “El Pato”!… y, el lloriqueo simplón de Alma Angelina Muñoz

0

La verdad sí. Con él, las miles de maestras y maestros sonorenses acaso escucharon los juramentos oficiales de que la educación sonorense se transformaba.

Y jamás vimos al “Pato” ni a sus esbirros, meterse en un salón de clase: ¡Ahí donde está el debate real de la educación!

Sitio donde no vimos, ni veremos, ¡jamás!, a la “ocupada” y cómoda burocracia educativa, desligada — ¡ya no sé si a Dios gracias! – del quehacer docente, de la preocupación auténtica de los padres de familia… no de los inventados representantes.

Pero ya “El Pato” se fue de la SEC… y ahora, el PRI lo intentará meter de presidente municipal de los hermosillenses.

Albergo dudas. Su personalidad es engañosa. Y su campaña será similar a la de Manuel Ignacio Acosta, a estas alturas, el tristemente célebre “Malorín”.

“El Maloro” – y tiene razón la alcaldesa sustituta Alma Angelina Muñoz – que prometió “El toro y el moro”, dejó una ciudad en manos de la delincuencia, con una aberrante inseguridad.

No solo porque “asaltaron a mi hermano” como fue el llanto egoísta de la sustituta en una entrevista de radio, sino porque en las colonias el robo a domicilio es francamente espantoso.

En amplios sectores de la población, hay temor de dejar un rato la casa sola, los maleantes se pasean acechantes por los alrededores… y al menor descuido te roban, lo que sea, ¡lo que caiga es bueno!

¡Y que no se te ocurra irte al pueblo algún fin de semana a visitar a tus parientes: Encuentras tu casa vacía!

Y al otro día, tan campantes, los delincuentes siguen rondando las calles, otra vez al acecho… esperando otro descuido.

¿Y la vigilancia policiaca?… ¡Bien, gracias! Por eso los asaltos son cosa diaria. Y la irritación ciudadana, también… con una enorme peste a tragedia.

LA CONFIANZA EN LOS CORRUPTOS

Lo que pasa es que siguen cayendo – ahora fue Roberto Romero, aquel engreído secretario de Gobierno en el sexenio de Guillermo Padrés – los corruptos… ¿presuntos o reales?

¡Ya ni sé, los detienen un día, y horas después los sueltan!

Pero el efecto mediático es devastador. Así que, políticamente el PAN está liquidado… y, el PRI electoral, no tiene rival por este lado.

Y si “El Pato” no tendrá rival panista en Hermosillo, acaso le hará cosquillas – en su camuflajeada humanidad – el política e ideológicamente desfigurado partido de Morena…

… menos ahora que Morena capitalina pretende lanzar de candidata a la alcaldía, a la panista Célida López, mandando al diablo a aquellos — ¡sobre todo! – universitarios marcadamente definidos por su ideología de izquierda y que, en su tiempo creyeron que este partido era ajeno de la avalancha neoliberal, anti-obrera, anti-trabajadores… y que, además, Morena estaba alejada de la derecha.

¡Error, craso error, cuando ahora Morena se regodea con la derecha, y hasta abre los brazos para recibir en su corazón, a los oportunistas integrantes de la “mafia del poder”!

Así se explica la inclusión de Célida… y la vergonzante invitación que le hizo Alfonso Durazo…

(¡Total!, ¿Quién es Alfonso Durazo?… ex priísta y ex colaborador del gobierno panista)

Y así se entiende la “eufórica” presentación de Célida por Andrés Manuel López, cuando apenas hacía unos meses que la primera le había dicho “mantenido” del pueblo al afamado “Peje”.

Así, Morena no es de derecha, ni de izquierda… ¡Sino todo lo contrario!… y electoralmente representa lo mismo que el PRI, el PAN o cualquier otro partido: ¡Más de lo mismo!

Por lo menos “El Pato” no ha cambiado, un priísta que igual fue expulsado por el presidente Peña Nieto cuando intentó venderle chiles a Clemente Jackes (O le quiso enseñar mañas a Chucho el roto)… “Al Pato” le pegaron en las manos y lo aventaron a Sonora… se cobijó en Magdalena un rato…

… y después de una “profunda reflexión”, salió airoso, triunfador… Flamante secretario de un área que ni conoce, ni conocerá jamás… y ya próximamente, ¡Virtual candidato y seguro próximo presidente municipal de Hermosillo!… ¡Porque “El Pato” sabe darle circo a la gente… en eso es especialista, ni dudarlo!

“EL MALORÍN”… DOBLÓ AL “TOÑO”

Manuel Ignacio Acosta, con apoyo de sus padrinos, venció al “Toño” Astiazarán… ¡Claro que entre ellos no hay punto de comparación!

“El Toño” realizó un chambón con su programa de ahorro de energía eléctrica, y realmente benefició a la gente.

Mientras que “El Maloro” nos encareció el recibo del agua, y logró, ¡lo logró!, vandalizar la ciudad, con su mediocre programa de seguridad.

Pero en fin, es el candidato a senador del PRI… y, bien haría Sylvana en cuidarse.

Hasta pronto

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here