Por Jesús Antonio Dyke García

En esta proxima contienda electoral de 2018 un poco menos del 50 por ciento – me atrevería a decir – de los programas y discursos que traen los partidos y líderes políticos tocan los principales aspectos sociales y económicos que preocupan al país.

Los abanderados de partidos “liberales” como MORENA que son pro empresarial de origen nacional y los neoconservadores, PRI-PAN- etcétera, tienen como prioridad el combate a la corrupción y a la impunidad, como premisa principal.

Las distintas posturas partidistas se pasan horas y horas manifestando este tema de corrupción y de impunidad, aunado a un sinfín de acusaciones entre ellos, y reducen el debate sobre aspectos como son la pobreza, los salarios, el empleo (la calidad de este) y los derechos sociales; salud, educación y ocio, como consecuencia de este.

El discurso de los partidos peca de ser mera una apariencia para mantener una estructura social, política y económica sin cambios.

Por poner un ejemplo, el programa de corte neoliberal de MORENA estaría manifestando la constante necesidad del capital de origen nacional de explotar al trabajador mexicano, para eso está, Alfonso Romo y Carlos Slim.

Mientras, que el PRI-PAN y afines, apuestan por explotar al trabajador mexicano con capitales trasnacionales, con Ford, Nissan, etc., como le han hecho en los 24 años que tiene de vigencia el TLCAN, y posteriormente, esas cuantiosas ganancias llevárselas a los mercados internacionales y a las distintas bolsas de valores.

Esperemos que alguno de estos partidos y políticos estando en el poder, se acuerde que existe un segmento muy grande de la población que, sin ellos, no se mantienen en esta lucha electorera.

 

El descontrol de las variables macroeconómicas

Con un año 2017 para el olvido por parte de las autoridades del banco central mexicano, se da por iniciado el año 2018, y los problemas de inflación en México son alarmantes.

El Banco de México estaría ante el declive del control de una de las principales variables del modelo neoliberal, como es la inflación y las consecuencias que esta traería.

El registró de un 6.7 por ciento de la inflación promedio durante el año 2017 es de preocupar, este dato, no hace más que señalar que el poder adquisitivo de las familias mexicanas está cayendo día con día.

Esta alza de precios se estaría explicando, por factores como son la depreciación del peso – hoy muy cerca de los 20 pesos por dólar.

Una economía nacional que compone su canasta básica (alimentación, vestimenta, salud, vivienda, transporte y ocio) con más menos 50 por ciento de productos importados, vería como aumentan de una forma más acelerada los precios.

Son dos variables que se están saliendo de control, ¿sería adecuado preguntarse, sí se ocupa nuevamente un control de precios y un control de tipo de cambio?

 

Javier Villareal el negociador

Es este escenario en donde las familias mexicanas, principalmente obreras, se encuentra perjudicadas por el constante aumento de la canasta básica y, es en ese momento donde surgen los liderazgos como los cetemistas.

En la última reunión de los sindicatos cetemistas pusieron como un piso de 10% en el aumento salarial, con la intención de que en los próximos días se proponga ante la revisión de contratos colectivos de trabajo en los distintos sectores obreros.

El Dip. Javier Villareal Gámez y a su vez Secretario General de la Federación de Trabajador de México, fue muy claro señalando que es ese 10% el referente que llevaran a cada industria donde se encuentre la CTM, pero reiterando que no en todos los casos será así.

Es oportuno señalar que a lo largo de su trayectoria se le conoce un arduo esfuerzo por mejorar las condiciones de los trabajadores en Sonora.

La tarea no es sencilla, el contexto nacional y local, pudiese limitar el margen de maniobra al momento de las revisiones.

Pero es más que obvio, esperemos lo mejor para los trabajadores mexicanos.

twitter @JesusDyke5

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here