Por Jesús Antonio Dyke García

A partir del nombramiento de Antonio Meade como precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se dio inicio a una campaña de desprestigio por todos los frentes que buscan algún puesto o para el caso el mismo puesto de representación popular.

Según estas críticas, Meade representa las más crudas formas de hacer política del sistema mexicano.

Tanto la derecha conservadora representada por el PAN, como la centro-izquierda de corte neoliberal como lo es MORENA, han buscado las formas de recordar al país quien es este individuo, que hoy en día busca ser el próximo presidente de México.

Las criticas muchas ellas ciertas y otras no tan ciertas, estarían formando parte de una campaña presidencial a punto de iniciar.

Llama la atención el planteamiento que se arroja en una de las criticas que se la han hecho al precandidato priista, “tu eres el culpable del FOBAPROA y uno de los responsables del aún pago que se le realiza al sector bancario por parte de la sociedad mexicana”.

Interesante, la última vez que leí y escuché del FOBAPROA fue en el libro “el Minotauro Global” del ex ministro de finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, él hacía mención que, en México se manifestó la primera forma de rescate bancario y que era originado por la crisis del sistema financiero internacional y no un caso particular del país.

Como se observaría posteriormente, con la crisis del Vodka, la crisis de los Tigres Asiáticos y la crisis del Tango en Argentina.

En otras palabras, lo que habría impactado a EUA en 2008 formó parte de un eslabón que se originó en México.

Y el mecanismo de rescate bancario puesto en marcha en EUA durante el 2008, sería la réplica de las acciones que en México se aplicaron durante el periodo de 1994-5 con el dinero de los contribuyentes.

Por último, en términos del griego Varoufakis, el mecanismo de reciclaje de excedentes global que controla Wall Street estaría apuntalando a Antonio Meade como su favorito por las presidenciales, y sería una forma de agradecimiento por aquellos años de aportaciones y ayudas voluntarias.

Aunado a Meade, el partido MORENA ya cuenta con su candidato que es Andrés Manuel López Obrador, dicho sea de paso, este ya presentó un (su) proyecto de nación, cosa que se les debe de exigir a todos en pro de plantear una idea del país.

La impresión daría a que AMLO representa las estructuras empresariales de corte nacional. Acompañado por el gran equipo de Rogelio Ramírez de la O intelectual y progresista por excelencia y un sector empresarial que de bueno tiene poco, liderado por Alfonso Romo y Carlos Slim Domit.

No me atrevería a afirmar que estos juegan contra la lógica de Wall Street

EN CORTO…

El próximo presidente tendrá un presupuesto mayor a 5.2 billones de pesos (nada mal).

¿Qué se pelea en las presidenciales? Proyectos en corto, mediano o largo plazo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here