Germán Larrea, presidente del Consejo de Grupo México, envió una carta a empleados, colaboradores y accionistas, en la que advierte sobre los riesgos de un “modelo populista”.

“Salgamos a votar libremente a votar con inteligencia y no con el enojo que hoy todos compartimos. Nuestro país requiere de un voto razonado, inteligente y a conciencia, del México que queremos para nuestras familias y nuestros hijos”, dijo Larrea en una carta de la cual El Financiero tiene una copia.

Larrea es uno de los empresarios que han sido cuestionados por el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien dice que es de la “mafia del poder”.

En la carta, el empresario no menciona directamente a López Obrador, salvo en una ocasión en la que asegura que las concesiones que la empresa ha obtenido no son producto de compadrazgos o corrupción, “como afirma injustamente el candidato de Morena en referencia al régimen concesionado”.

En otras partes sólo hace cierta referencia, como cuando dice que “recientemente hemos escuchado con preocupación propuestas de estatización de empresas, derogación de reformas energética y educativa, entre otras ideas que significarían un retroceso de décadas”.

López Obrador ha asegurado que no estatizaría empresa alguna; que revisaría, mas no derogaría, la reforma energética y los contratos que se han otorgado; y sí dice que dará marcha atrás a la reforma educativa, que asegura fue laboral.

El empresario afirma que “este modelo económico”, en referencia a la supuesta propuesta de López Obrador, afectaría la economía familiar, y el bienestar del país y utiliza como ejemplo a Venezuela, del cual “no se tiene que ser experto en economía para ver sus consecuencias”.

“Si este modelo económico populista, en donde todo supuestamente pertenece y proviene del Estado y en el que se ofrece regalar sin trabajar, se llegara a imponer en México, se desincentivarían las inversiones afectando gravemente los empleos y a la economía, se devaluaría nuestra moneda y se provocarían fuertes alzas de precios en productos y servicios”.

“No se puede regalar lo que no se produce, y no se puede producir eficientemente si no hay un incentivo al que más trabaja y al que mejor se prepara”.

Larrea admitió que “nos enoja y nos ofende” la corrupción y la impunidad, y que es imperativo corregir estos problemas, pero “no considero que un modelo populista, ni la amnistía sea solución a ello”.

López Obrador ha propuesto contemplar todas las opciones para acabar con la violencia, incluida una amnistía.

Olga Sánchez Cordero, propuesta de AMLO para la Secretaría de Gobernación, precisó en entrevista para El Financiero que la amnistía sólo se considera para quienes se han visto obligados a trabajar para el crimen organizado, como campesinos, pero no para, por ejemplo, asesinos, secuestradores o violadores.

Por último, Larrea explicó que su empresa, con unos 50 mil trabajadores, tomará las medidas necesarias para continuar con el negocio, como el desendeudamiento en dólares y la cautela de inversiones futuras.

“Les recomiendo tomen ustedes las mismas medidas en el cuidado de su gasto familiar (….) Cuidemos todos a nuestra empresa que es nuestra fuente de trabajo, sustento familiar y bienestar”.

Tomado de El Financiero

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here