CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Alrededor de 400 personas marcharon este miércoles de la glorieta del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez, para exigir al presidente Enrique Peña Nieto que vete la recién aprobada Ley de Seguridad Interior y evite la militarización del país.

Durante su recorrido, integrantes de los colectivos Congreso Nacional Ciudadano, Seguridad sin Guerra, Orgullo Nacional y Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, entre otros, criticaron que las tareas de seguridad interior estén a cargo de las fuerzas castrenses.

Los militares en las calles, subrayaron, representan “un peligro” para los ciudadanos, pues lejos de brindar seguridad, habrá “permiso para matar”.

Y al unísono gritaron: “Al pueblo mano dura, significa dictadura”.

Al avanzar por los carriles centrales de Paseo de la Reforma, Fidel López, del Congreso Nacional Ciudadano, que encabezó el contingente, refirió que al jefe del Ejecutivo le corresponde aprobar o vetar la Ley, y por eso el llamado para “echarla para abajo”.

“Lo único que buscamos es que esa ley que mandó al Senado y que aprobaron sus secuaces sea vetada, es la última oportunidad que tenemos. Queremos que escuche las voces de los organismos nacionales e internacionales en contra de la ley”, subrayó.

La mayoría de participantes en la marcha fueron jóvenes, quienes mostraron mantas con las leyendas “no encapuchados” y “no violencia”, y calificaron la norma como una “ley del terror”.

Y entre las consignas resaltaron: “Queremos escuelas, queremos trabajo, queremos hospitales, no queremos militares”. “Ya basta del dolor y la muerte”. “¿Qué viene con Meade? ¿Por qué me quieres reprimir?”.

Durante su recorrido hicieron al menos tres paradas, la última frente al antimonumento a los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, donde señalaron que ese caso de “impunidad” es un reflejo del tipo de actuación de las fuerzas castrenses, y la ley podrá avalar acciones como esa.

“No a la Ley de Seguridad Interior, no a la Ley de Seguridad Interior”. “Viva la libertad de expresión, vivan los derechos humanos, viva la prensa libre”, recalcaron.

Y al llegar a Hemiciclo a Juárez, alrededor de las 16 horas, rompieron una piñata en forma de televisión y soltaron: “(La libertad de expresión) es una de las cosas que se violentan con esta ley”.

Tomado de Revista Proceso

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here