¿Y por qué no el Ejército?… el “político ciudadano” de la familia” … y ¡Guaymas en el lodo!

0

¿Y por qué no el Ejército Mexicano?, ¿Cuál es el problema de que esté presente en las tareas de seguridad de Sonora?

Cierto que, en nuestro país, desde la década de los 70´s quedó un amargo sabor de boca, cuando el aparato castrense se abocó a enfrentar – y casi desaparecer – a la guerrilla.

Luego, como presidente, Felipe Calderón utilizó a los soldados para combatir el narco… aunque siempre se pensó que lo hacía para modificar la agenda nacional, que insistía en que Felipe se había robado la elección federal y que en realidad era un “presidente espurio”.

Ahora fue la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano la que solicitó la presencia de los elementos castrenses en nuestro estado.

La respuesta fue inmediata, le enviaron casi mil elementos de inteligencia militar, con la finalidad de detener el avance de la criminalidad.

¿Funcionará la presencia del Ejército?, esperemos que sí… de hace rato que en Cajeme se suscitan hechos criminales.

Pero también en Guaymas, en Empalme… mientras que en Hermosillo lo que nos tiene asolados es el robo en casas-habitación.

PUNTOS BUENOS PARA RICARDO BOURS

El clamor entre los cajemenses, por la violencia cotidiana, lo encabezó el empresario Rodrigo Bours Castelo…

… quién, repetidamente decía que al gobierno del Estado “le valía…” Cajeme.

La actitud de Rodrigo tenía – y tiene – que ver con la desesperación de los tiroteos en la ciudad, el descubrimiento de “encobijados” … y en fin.

Y claro, debió pensar que el secretario de Seguridad Pública, Adolfo García Morales solo fingía como tal.

La gobernadora Claudia Pavlovich no esperó más, y pidió apoyo al Ejército Mexicano… y ahí está, ya, patrullando Cajeme y la parte serrana…

Qué si falló la Policía Estatal, no se… que si algunos están en contubernio con el billete de origen oscuro o criminal… tampoco lo se…

Lo cierto es que la Ejecutiva Estatal pidió apoyo militar y se lo dieron… y, de acuerdo a la información de los mandos castrenses, ellos trabajarán en coordinación con la Policía Estatal y las municipales.

… veremos qué pasa.

EL POLITICO CIUDADANO DE LA FAMILIA

Por lo pronto, hay que notar la influencia social que ejerce el mencionado Rodrigo Bours… el que se aparece como el político ciudadano de la familia.

Es decir, mientras que Eduardo teje en lo oscurito, queriendo “acalambrar” con actos como aquel cafecito que se tomó con “El Borrego” Gándara…

… charla de la que nadie supo nada, pero cuya fotografía la hicieron circular con profusión… sin que en el gobierno estatal se dieran por enterados…

Y mientras Ricardo prefiere operar “moviendo hilos”, y así trae como el muñeco de don Roque al diputado federal Abel Murrieta…

… para propinar algunos golpecitos bajos a quien se porte mal… insisto, mientras así operan por este lado, Rodrigo se planta y da la cara… se anima con sus comentarios, se expone… y lo más interesante, ¡sale bien librado!

Sería interesante verlo de candidato a la alcaldía de Cajeme… quizá por el PRI… creo que Rodrigo ya ha dado muestras suficientes que lo de él se llama: Diálogo.

GUAYMAS SIGUE ENLODÁNDOSE

¿Qué le pasa al alcalde de Guaymas, Lorenzo De Cima?

Su secretario del Ayuntamiento se exhibe en diálogos que apestan a presuntas corruptelas junto con – el nombre – de su hermano (del alcalde) Lucano De Cima… ¡y Lorenzo no hace nada!

Luego aparece el nombre del tesorero de la Comuna como posible intermediario para dar de comer – distrayendo recursos – a regidores supuestamente vendidos.

¡Y Lorenzo no hace nada; nomás viendo para los lados!

Eso sí, vino a Hermosillo y mostró su tremendísima honestidad delante de un grupo de reporteros…

¡Espérate Lorenzo, omisión también es corrupción!… y si dejas que el barco siga a la deriva, terminará por hundirse…

Y entonces sí, la risa macabra del Otto Claussen la escuchará todo Guaymas.

Hasta pronto

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here