Para visitar a un cliente preso su abogado debe bajarse los pantalones

Autoridades exigen a los defensores sacudir sus calzoncillos

Abogados penalistas cuyos defendidos están presos en penales federales y/o de máxima seguridad tienen que ‘‘bajarse el pantalón hasta las rodillas y sacudir sus calzoncillos’’ para poder ingresar a entrevistarse con sus clientes, denunció la Academia Mexicana de Ciencias Penales (AMCP) en una carta enviada a Eduardo Guerrero Durán, comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, instancia dependiente de la Secretaría de Gobernación (SG).

‘‘En las reuniones de trabajo de la AMCP, algunos académicos comunicaron a la asamblea que abogados defensores de los internos en centros de reclusión (…) expresaron que eran objeto de serias vejaciones’’, refiere la carta firmada por Victoria Adato Green, presidenta de la asociación de penalistas.

La AMCP fue fundada en 1940 y en sus filas sólo tiene lugar para 28 miembros numerarios (entre ellos Sergio García Ramírez, Ricardo Franco Guzmán y René González de la Vega) y 12 supernumerarios (entre quienes se encuentran el ex procurador de Justicia capitalino Rodolfo Félix Cárdenas, Jorge Nader Kuri y Raúl F. Cárdenas Rioseco).

En la carta, la AMCP da cuenta de las ‘‘vejaciones’’ que padecen los litigantes y solicita a la autoridad competente la investigación y corrección de esas prácticas.

Fuentes jurídicas consultadas por La Jornada informaron que entre los despachos de abogados postulantes que se han solidarizado con las quejas presentadas en las sesiones de trabajo de la AMCP destacan los bufetes que integran los penalistas José Luis Nassar Daw, Raúl F. Cárdenas Rioseco, Luis Madrigal Pereyra, Fernando y Pablo Gómez Mont, Francisco Riquelme, Rafael Heredia, Antonio López Ramírez y Rodolfo Félix Cárdenas, quienes son miembros de la asociación civil Barra Mexicana Colegio de Abogados.

La molestia de los litigantes va mas allá de una simple anédota. Los testimonios recogidos en las sesiones de trabajo de la AMCP refieren que la autoridad penitenciaria federal obliga a los abogados a realizar una serie de trámites engorrosos y burocráticos que limintan el trabajo de los defensores.

Por mencionar un ejemplo, a los abogados les exigen que antes de entrar a hablar con sus defendidos presenten tres cartas firmadas por personas que habiten en la misma colonia del lugar de residencia del litigante, en las que se mencione el tiempo de conocerlo. El trámite debe renovarse cada año.

Según la carta firmada por la presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias Penales, ‘‘a los abogados se les vulnera su dignidad en la siguiente forma: (se les obliga a) abrir la boca frente a los oficiales para mostrar que no se guarda ningún objeto; se les obliga igualmente a quitarse los zapatos y mostrarlos, también los calcetines, volteándolos y enseñando la planta de los pies.

‘‘El abogado debe subir la camisa hasta la altura del pecho para demostrar que no lleva ningún objeto prohibido y debe además bajarse el pantalón hasta las rodillas y sacudir los calzoncillos’’, sostiene el organismo civil.

Tomado de La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más columnas de Roberto Dyke Rivera

Más columnas de Jesús Antonio Dyke

Durazo, Sonora y el 2021

Durazo, Sonora y el 2021

Por Jesús Antonio Dyke García A unos días de haber terminado la “precampaña”, sin duda quien mejor trabajo realizó fue Alfonso Durazo. Según el periódico nacional El Heraldo, se muestra al abanderado por Morena con un 43.7% de las preferencias contra un 34.5% de la alianza opositora. Durazo, quien será el abanderado de...

INDICADOR ECONÓMICO

INDICADOR ECONÓMICO

Desde la semana pasada se encuentra circulando un video de la alcaldesa de Hermosillo abordando el tema del contrato con la empresa Técnicas Medioambientales de México, S.A. de C.V (Tecmed) – a quien se le encuentra concesionada la Planta Tratadora de Aguas Residuales en Hermosillo (PTAR). En este...

Más Columna Contraportada

México y los heraldos negros

México y los heraldos negros

Por Mauro Gonzalez-Luna CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Se ventila en los medios una morenista iniciativa de ley para controlar las redes sociales y acallar la palabra airada. En el Senado, además, está el dictamen de la Nueva Ley General de Población, vulneradora de valores seculares. Semejan tales leyes: heraldos negros que se suman...

LAS RATAS ABANDONAN EL BARCO

Por: Manuel Fernando López “Las ratas abandonan el barco…” Si algo bueno ---lo único-- ha tenido Morena en el país fue desnudar a los seres humanos en forma descarnada; en especial a los políticos quienes so pretexto de que sus respectivos partidos no tomaron en cuenta sus “enormes” atributos para ser...

Pandilla de todos colores

Por: Víctor Fonseca No entiendo al PRI ni al PAN. Tampoco al PRD y mucho menos al Movimiento Ciudadano. En el caso de los dos primeros, los dos partidos de derecha se consideran los de más sólidas estructuras, organización y principios, los que más han ¿ganado? elecciones, los que tienen los...

Te puede interesar

“La trinchera infinita”

Topos se llamó a aquellos perseguidos por el franquismo que tuvieron que vivir ocultos en sus casas, protegidos por sus familias, temerosos de ser delatados por vecinos o parientes. Por Javier Betancourt CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Desde la muerte del dictador Francisco Franco (1975), ficciones y documentales se dieron a la...

Morena perderá las elecciones

Morena perderá las elecciones

Por Mauro Gonzalez-Luna CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El México consciente grita desolado con fosas, tumbas y más de 220 mil muertes de Covid con base en datos recientes del Inegi, muchas evitables; con caída del PIB del 8.5 %, la peor desde 1932, evitable en mucho de haber habido estrategia responsable;...

Bienvenido de nuevo!

Ingrese sus datos a continuación

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Recupera tu contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.