Réquiem por el libro digital

Los que no leen no van a empezar a hacerlo porque exista un nuevo formato

“El libro digital ha muerto”. Algún día tendremos que acostumbrarnos a titulares así. ¿Por qué no? En 2008 un millar de profesionales consultados por la Feria de Fráncfort puso fecha al momento en que la venta de libros electrónicos superaría a los de papel: 2018. Nos quedan dos años. Tal vez pecaron de optimismo —en EE UU supone el 25% del negocio y en España apenas supera el 5%—, pero algún día otros optimistas dirán que el e-book será superado por el invento que toque. Los libros no siempre fueron como los conocemos. De hecho, antes de que lo fueran hubo que escuchar que el alfabeto terminaría con la memoria o que la fragilidad del papel nunca podría competir con la solidez del pergamino.

La lectura ha pasado por tantos avatares que no merece la pena perder el tiempo siendo integrado o apocalíptico, pero los apóstoles del futurismo harían bien en contar con las predicciones de los mil de Fráncfort y con el hecho de que casi la mitad de los españoles confiesa no leer nunca. Y, sobre todo, que el 20% de esa mitad reconoce no hacerlo porque no les gusta. Parece difícil que un nuevo formato les haga cambiar de gusto.

Hay quien dice que la imaginación no es más que memoria fermentada, y en el acto de leer se dan la mano esas dos capacidades: imaginar y recordar. Puede que un día la sociedad se divida entre lectores, en el formato que sea, y no lectores. La cuestión es saber quién tendrá no más cultura sino más memoria con la que producir imaginación. Entre otras cosas para saber que el mundo no siempre fue así y para imaginar que puede ser de otra manera. También puede que un día se invente algo que nos lleve al mismo sitio que un libro sin necesidad de leerlo. ¿Nos daría igual un cuadro que una inyección que produjera los mismos efectos que ese cuadro? Algo así se preguntaba Wittgenstein.

Tal vez un día leer sea solo parte de un tratamiento médico. A algunos enfermos que necesitaban moverse los médicos antiguos les recetaban lectura, considerada un ejercicio físico como correr o caminar. Lo recuerda Jean Leclercq en El amor a las letras y el deseo de Dios (Sígueme), una introducción a los autores monásticos de la Edad Media, esa época a la que —con las Humanidades camino del monasterio y un juglar como Nobel de Literatura— tanto empieza a parecerse la nuestra.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más columnas de Roberto Dyke Rivera

Más columnas de Jesús Antonio Dyke

Durazo, Sonora y el 2021

Durazo, Sonora y el 2021

Por Jesús Antonio Dyke García A unos días de haber terminado la “precampaña”, sin duda quien mejor trabajo realizó fue Alfonso Durazo. Según el periódico nacional El Heraldo, se muestra al abanderado por Morena con un 43.7% de las preferencias contra un 34.5% de la alianza opositora. Durazo, quien será el abanderado de...

INDICADOR ECONÓMICO

INDICADOR ECONÓMICO

Desde la semana pasada se encuentra circulando un video de la alcaldesa de Hermosillo abordando el tema del contrato con la empresa Técnicas Medioambientales de México, S.A. de C.V (Tecmed) – a quien se le encuentra concesionada la Planta Tratadora de Aguas Residuales en Hermosillo (PTAR). En este...

Más Columna Contraportada

México y los heraldos negros

México y los heraldos negros

Por Mauro Gonzalez-Luna CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Se ventila en los medios una morenista iniciativa de ley para controlar las redes sociales y acallar la palabra airada. En el Senado, además, está el dictamen de la Nueva Ley General de Población, vulneradora de valores seculares. Semejan tales leyes: heraldos negros que se suman...

LAS RATAS ABANDONAN EL BARCO

Por: Manuel Fernando López “Las ratas abandonan el barco…” Si algo bueno ---lo único-- ha tenido Morena en el país fue desnudar a los seres humanos en forma descarnada; en especial a los políticos quienes so pretexto de que sus respectivos partidos no tomaron en cuenta sus “enormes” atributos para ser...

Pandilla de todos colores

Por: Víctor Fonseca No entiendo al PRI ni al PAN. Tampoco al PRD y mucho menos al Movimiento Ciudadano. En el caso de los dos primeros, los dos partidos de derecha se consideran los de más sólidas estructuras, organización y principios, los que más han ¿ganado? elecciones, los que tienen los...

Te puede interesar

“La trinchera infinita”

Topos se llamó a aquellos perseguidos por el franquismo que tuvieron que vivir ocultos en sus casas, protegidos por sus familias, temerosos de ser delatados por vecinos o parientes. Por Javier Betancourt CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Desde la muerte del dictador Francisco Franco (1975), ficciones y documentales se dieron a la...

Bienvenido de nuevo!

Ingrese sus datos a continuación

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Recupera tu contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.