Los poderes de la desunión

Por Rene Delgado

Tamaño absurdo, pedir a la gente quedarse en casa… para, luego, pasar por oleadas y sin cubrebocas al infierno económico, donde la cocción irá de fuego lento a fuego vivo, garantizando salir todos quemados.

En resumen, ese es el mensaje de la clase dirigente mexicana -económica y política- y, por ello, merece ser nominada al Premio Nobel de la decepción y el desaliento, por su infatigable empeño en demostrar que México no tiene remedio.

***

Entre imponer y reponer un modelo del país -sin tener claro el modelo ni el país- transcurrió el primer año del sexenio generando desajustes en la administración, las finanzas y la economía… luego, la epidemia se encargó del resto y, claro, de reanimar el pleito.

Una lucha por el poder cuyo marcador hasta el momento corresponde al de la mezquindad, la ineptitud y la ruindad, dejando intuir por score final un empate: el del fracaso compartido. Hogar de quienes veneran el resultado electoral y vituperan la consecuencia política. Catedral de las democracias limitadas, donde las urnas sirven para depositar el voto y guardar las cenizas del adversario. Coliseo donde, con más escándalo que espectacularidad, el juego consiste en inmovilizar al contrario, paralizar al país y nada más.

Hoy, esa pugna sin fin, ese fingimiento democrático, esa revancha disfrazada, ese medir fuerzas, esa incapacidad de acordar… enfada porque, en estos días, el contagio, la enfermedad y la muerte exponen cuánto tiempo se ha perdido, tanto que hasta los hornos crematorios faltan como más tarde se echará de menos el empleo.

2***

Dominada por la desconfianza y la sospecha mutua, la clase dirigente retorna al punto de partida.

Aún cuando el calendario marca 2 de mayo, estamos de vuelta en el 30 de octubre de 2018, un año y medio atrás, cuando el Ejecutivo encaró de mal modito a quienes resistían como resisten la cancelación del aeropuerto de Texcoco, advirtiéndoles que su existencia no sería la de un florero o un adorno. Otra vez se disputa quién manda aquí, cuando supuestamente ya se había definido separar el poder económico del político y darle nuevo margen al Estado frente al mercado.

Algunos sectores del empresariado, no todos, juegan a ayudar al mandatario, dictándole lo que, conforme a su interés, conviene. Y, a su vez, el mandatario les pide una tregua, mientras afila los cuchillos con que quiere atenderlos. Los primeros -como hace ver un lector del Sobreaviso- le ofrecen cogobernar con todo gusto y el segundo les dice que con todo gusto se vayan a su rancho. Ni los unos ni el otro reconocen al otro en su respectiva esfera de funciones y, entonces, por separado avanzan a ritmo de marcha hacia el pasado reciente y remoto.

No lo dicen, pero dejan ver que la idea es que cada uno se rasque con sus propias uñas, mientras la población rasguña las paredes, cava fosas y se pregunta cómo será regresar a la anormalidad acostumbrada.

***

En el campo de los otros poderes, los formales, la oposición parlamentaria hoy puede festejar la cancelación del periodo extraordinario donde temía que el Poder Legislativo fuera rasurado por el Ejecutivo. El patógeno que ha puesto al país de cabeza le dio la salida a la mayoría legislativa gracias a la receta del doctor Hugo López-Gatell, virtual secretario de Gobernación, quien recomendó no convocar al pleno camaral, quizá, por temor al contagio de rebaño. Qué elegancia de Morena para salir por peteneras, sin ponerle un tapabocas a su jefe, el Presidente.

La oposición podrá celebrar lo que impidió hacer, pero no lo que promovió hacer. Tal es su aturullamiento que se limita a oponer sin proponer. Tan mal está que, ahora, su voz más autorizada y fuerte es la de Porfirio Muñoz Ledo, un morenista rebelde, empeñado en asegurar su honra. En bloque o por separado, la oposición no sabe qué hacer y sus dirigentes menos, ellos entraron en cuarentena muchísimo antes de la aparición de la epidemia. En cuanto subieron al tabique, sintieron el primer mareo, se aislaron y ahí siguen.

El celo opositor mostrado por defender la soberanía del Poder Legislativo es indiferencia ante la tentación dominante del poder económico sobre el político.

***

No sólo en México el virus ha cimbrado la estructura del poder, pero sólo en unos cuantos países la falta de civilidad ha provocado una división del poder como la que se vive aquí. Es impresionante, aquí, se puede hablar de división y la desunión de los poderes, de la confrontación que deja a fuego cruzado a la nación.

El Ejecutivo se aferra a someter a los otros poderes, formales e informales, sin reparar que la circunstancia obliga a replantear justamente el ejercicio del poder. El poder económico no quiere desaprovechar la crisis para reiniciar el juego y, si es posible, retomar la vieja ruta. El poder opositor no acaba de reponerse de la derrota sufrida y mucho menos de rearticular su actuación para proponer y no sólo oponer… y, así, se avanza hacia el infierno, pidiéndole a la gente aguardar su turno, quedándose en casa.

Es evidente que, ante la grave circunstancia, el proyecto impulsado desde Palacio carece de posibilidad si no fija prioridad ni jerarquía en sus metas y recalcula qué puede y debe sostener y qué no. Es evidente que el poder económico requiere reconocer el cambio de época y ajustar su estrategia sin añorar la idea de formar un cogobierno. Es evidente que la oposición podría resistir sin dejar de apoyar.

***

Insistir en reducir la circunstancia a ver cuántos enferman o pierden la vida, para, más tarde, determinar cuántos perdieron el empleo y el ingreso no es una opción que anime a un país que, aún sin la epidemia, ansía ver y tener un horizonte, no un infierno.

[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más columnas de Roberto Dyke Rivera

Unos porque su maquinaria está muy vieja, y otros porque no tienen… y, Célida y don Javier, ¿Le partirá su ma…?

Marcelo Ebrard quien, de acuerdo con Porfirio Muñoz Ledo es el “adelantado” en la carrera presidencial, presumió su gestión diplomática para lograr que las autoridades gringas retiraran los cargos criminales al general Salvador Cienfuegos. “¡Marchelooo…!” gritó la Petra Santos, una de las admiradoras del canciller mexicano. Y lo...

Más columnas de Jesús Antonio Dyke

INDICADOR ECONÓMICO

INDICADOR ECONÓMICO

Desde la semana pasada se encuentra circulando un video de la alcaldesa de Hermosillo abordando el tema del contrato con la empresa Técnicas Medioambientales de México, S.A. de C.V (Tecmed) – a quien se le encuentra concesionada la Planta Tratadora de Aguas Residuales en Hermosillo (PTAR). En este...

INDICADOR ECONÓMICO

INDICADOR ECONÓMICO

Por Jesús Antonio Dyke García* LOCAL Digamos no al desarrollo inmobiliario sin planeación en Bahía de Kino. Digamos no a los procesos de acumulación por desposesión en Bahía de Kino. Digamos no a los actuales proyectos que priorizan la ganancia sobre el desarrollo social de Bahía de Kino....

Más Columna Contraportada

Pandilla de todos colores

Por: Víctor Fonseca No entiendo al PRI ni al PAN. Tampoco al PRD y mucho menos al Movimiento Ciudadano. En el caso de los dos primeros, los dos partidos de derecha se consideran los de más sólidas estructuras, organización y principios, los que más han ¿ganado? elecciones, los que tienen los...

Te puede interesar

¡Argentina le llora a Diego!

¡Argentina le llora a Diego!

La muerte de Diego Maradona, ocurrida este miércoles a sus 60 años, impactó en Argentina y en el mundo y deja huérfanas a las millones de personas que admiraron la carrera deportiva del considerado por muchos como el mejor jugador de fútbol del planeta. El presidente argentino, Alberto Fernández, declaró tres días de luto en memoria de...

¡Hablará Rosario Robles!

¡Hablará Rosario Robles!

Ciudad de México, 23 de noviembre (SinEmbargo).- Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) con Enrique Peña Nieto, aceptó colaborar con la Fiscalía General de la República, confirmo su abogado Epigmenio Mendieta en una entrevista con Milenio Televisión. De acuerdo con el abogado, la decisión de Robles Berlanga se tomó ante...

Bienvenido de nuevo!

Ingrese sus datos a continuación

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Recupera tu contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.