Lo suyo es lo mío: hacer un Lozoya

Por Sabrina Berman

Esta no es una fábula. Esta es una historia verídica que ejemplifica el arte de ser un Lozoya.

Sucedió al inicio del sexenio de Salinas de Gortari. Jorge Berman entró a la oficina del Tesorero del Seguro Social, Emilio Lozoya, y sintió confianza de reconocer en él a un igual: era como él un mexicano joven y con estudios en un país menos torcido.

Lozoya venía de Harvard, Jorge de Rice, la prestigiosa universidad texana.

Jorge le expuso su propósito: pagar la deuda que la fábrica de tornillos de mi padre tenía con el Seguro Social, y el Tesorero le contestó:

—¿Eres hermano de José Berman?

Mi otro hermano y Lozoya se conocían de la facultad de Economía de Harvard, donde José estaba por terminar su doctorado.

—Sí, soy su hermano.

—¿Cómo es posible: él tan brillante y tú tan tonto?

Jorge se sobresaltó con el insulto. Le hubiera soltado otro a su vez. No lo hizo: venía a pagar sus impuestos.

Lozoya fue al escritorio y regresó con una hoja en blanco, que colocó en la mesita baja de la sala.

—Firma al calce, tonto –le ordenó.

—¿Qué estoy firmando?

—¿No ves? Una hoja en blanco, tonto.

—Quiero pagarle al Seguro Social 26 años de cuotas atrasadas, pero quiero llegar a un acuerdo en cuánto a la frecuencia de pagos.

—Yo te lo arreglo, pero firma, tonto.

Jorge se asomó a la hoja en blanco como a un abismo: le estaría firmando a Lozoya lo que a Lozoya se le antojara teclear arriba de la firma.

—Yo prefiero pagar el adeudo –dijo otra vez.

—Caray, no entiendes las formas. Tú firma tonto.

Pero como Jorge no era tonto, no firmó nada.

Y desde entonces, en mi familia, cuando alguien quería venderte lo que no era suyo —digamos los servicios de salud de los trabajadores— a cambio de lo tuyo —digamos tu fábrica de tornillos— decíamos:

—Quiere hacerme un Lozoya.

Me dice Jorge, mi hermano:

—A puros Lozoyas se hizo el neoliberalismo en este país.

El Presidente Salinas le vendió la red telefónica del Estado a Carlos Slim; le vendió a Salinas Pliego la televisora del Estado; le vendió un banco del Estado a Cabal Peniche; y en cada venta dejó algo de propina en el erario.

Y luego de nombrar a Lozoya como Secretario de Energía, juntos quisieron venderle el petróleo de los mexicanos a sus socios internacionales.

Eso ya no pudieron: se los impidió el clamor popular: era como si quisieran venderle la Virgen de Guadalupe a los mahometanos.

Luego el Presidente Fox intentaría vender Pemex: se le opuso el Congreso. Luego Calderón quiso hacer el mismo Lozoya: de nuevo el Congreso lo impidió. Y luego regresaron los priistas al gobierno: ellos que sí sabían las formas.

El Presidente Peña puso al hijo de Emilio Lozoya, Emilio junior, también de Harvard, a la cabeza de Pemex y también a cargo de la repartición de coimas a los legisladores del Congreso, antes de la votación para decidir si privatizar o no Pemex.

Se sabía ya entonces que en el asunto de Pemex detrás Peña mandaba el ex Presidente Salinas: cumplía así su propósito de vender la petrolera con unos sexenios de atraso.

Los congresistas vendieron así a Pemex, cada uno a cambio de 2 o 3 millones de pesos, como quién le firmara una hoja en blanco a Salinas. Él y Lozoya junior ya sabrían qué hacer con esas hojas en blanco firmadas al calce.

Esto hicieron. Subastaron parte del petróleo de los mexicanos y en el trámite es probable que se embolsaron fortunas.

Alguien que vende lo que no es suyo como si fuera lo propio: en español eso es ser un ladrón. En español mexicano, es ser un Lozoya.

—¡Ey, no seas una Lozoya! –le dijo ayer mi sobrina más pequeña a mi sobrina mayor.

Intentaba venderle un árbol del parque.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más columnas de Roberto Dyke Rivera

Unos porque su maquinaria está muy vieja, y otros porque no tienen… y, Célida y don Javier, ¿Le partirá su ma…?

Marcelo Ebrard quien, de acuerdo con Porfirio Muñoz Ledo es el “adelantado” en la carrera presidencial, presumió su gestión diplomática para lograr que las autoridades gringas retiraran los cargos criminales al general Salvador Cienfuegos. “¡Marchelooo…!” gritó la Petra Santos, una de las admiradoras del canciller mexicano. Y lo...

Más columnas de Jesús Antonio Dyke

INDICADOR ECONÓMICO

INDICADOR ECONÓMICO

Por Jesús Antonio Dyke García* LOCAL Digamos no al desarrollo inmobiliario sin planeación en Bahía de Kino. Digamos no a los procesos de acumulación por desposesión en Bahía de Kino. Digamos no a los actuales proyectos que priorizan la ganancia sobre el desarrollo social de Bahía de Kino....

DATOS ECONÓMICOS

DATOS ECONÓMICOS

Por Jesús Antonio Dyke García*   INTERNACIONAL Cerca, muy cerca del acuerdo sobre un fondo de recuperación contra la crisis económica provocada por la pandemia del COVID19, pero todavía extremadamente prudentes después de los altibajos de los tres primeros días de cumbre. Los líderes europeos han llegado a...

Más Columna Contraportada

Pandilla de todos colores

Por: Víctor Fonseca No entiendo al PRI ni al PAN. Tampoco al PRD y mucho menos al Movimiento Ciudadano. En el caso de los dos primeros, los dos partidos de derecha se consideran los de más sólidas estructuras, organización y principios, los que más han ¿ganado? elecciones, los que tienen los...

Te puede interesar

¡Argentina le llora a Diego!

¡Argentina le llora a Diego!

La muerte de Diego Maradona, ocurrida este miércoles a sus 60 años, impactó en Argentina y en el mundo y deja huérfanas a las millones de personas que admiraron la carrera deportiva del considerado por muchos como el mejor jugador de fútbol del planeta. El presidente argentino, Alberto Fernández, declaró tres días de luto en memoria de...

¡Hablará Rosario Robles!

¡Hablará Rosario Robles!

Ciudad de México, 23 de noviembre (SinEmbargo).- Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) con Enrique Peña Nieto, aceptó colaborar con la Fiscalía General de la República, confirmo su abogado Epigmenio Mendieta en una entrevista con Milenio Televisión. De acuerdo con el abogado, la decisión de Robles Berlanga se tomó ante...

Biden y Trudeau afilan cuchillos

Biden y Trudeau afilan cuchillos

Darío Celis Tan pronto como Joe Biden se declare presidente electo, las diferencias con el gobierno de México se van a hacer evidentes en tres áreas del TMEC: agenda verde, seguridad en las inversiones extranjeras y discriminación en política laboral. La Cámara Americana de Comercio, la Cámara Canadiense de Comercio, el Consejo...

Bienvenido de nuevo!

Ingrese sus datos a continuación

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Recupera tu contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.