¿La llegada de Joseph Biden a la Casa Blanca es buena o mala noticia para México y América Latina?

John M. Ackerman

Pocos extrañarán a Donald Trump, pero hay bastantes motivos para preocuparnos con respecto a las políticas de Biden hacia la región.

Así que cuidado, ¡eh! No es hora de echar las campanas al vuelo, sino para vigilar y observar.

Los nombramientos de Joseph Biden son diversos racialmente y hay una loable presencia de mujeres, pero, ideológicamente, el escenario es totalmente monocromático.

Escondiendo atrás del arcoíris publicitario hay una escalofriante uniformidad de enfoques.

El 80 % de los nombramientos de Biden trabajaron con Barack Obama y son casi inexistentes las voces que claman por una transformación profunda de la República.

Tom Vilsack fue secretario de Agricultura durante los ocho años de Obama y ahora volverá a ocupar exactamente el mismo cargo.

Vivek Murthy fue el cirujano general de Obama y también lo será con Biden.

El ‘Chief of Staff’ de Biden, Ron Klain, fue ‘Chief of Staff’ de Biden durante la Presidencia de Obama. El nuevo secretario de Estado o canciller era el subsecretario de Estado durante el Gobierno de Obama. Y el nuevo secretario de Seguridad de la Patria, Alejandro Mayorkas, fue también subsecretario en la misma institución con Obama.

¡Y así podríamos seguir hasta el cansancio!

En lugar de responder al trumpismo con una atrevida apuesta a favor de una sociedad de derechos y justicia, más igualitaria y participativa, Biden parece estar convencido de que fue electo para, simplemente, retornar al viejo ‘statu quo’.

¡Al mismo ‘statu quo’ que generó las condiciones para el surgimiento y la victoria de Donald Trump en 2016!

La época de Obama fue un desastre.

El primer presidente afroamericano de EE.UU. jamás cumplió con su promesa de sacudir la estructura social y generar nuevas oportunidades para las minorías, los pobres y los migrantes.

Al contrario, Obama es recordado como el ‘deportador en jefe’ por las millones de deportaciones que impulsó durante sus ocho años en la Casa Blanca y su iniciativa a favor de los ‘dreamers’ fue siempre parcial.

Fue, precisamente, por la falta de compromiso real del expresidente con la población de jóvenes migrantes que se quedaron en la zozobra y la incertidumbre durante toda la gestión de Trump.

Con respecto a la política exterior, Obama fue capturado por el Pentágono desde el primer día. Sus acuerdos históricos con Irán y Cuba, así como el impulso al Acuerdo de París a favor del medio ambiente fueron importantes.

Pero, en general, Obama no alteró la vieja tradición de violento intervencionismo estadounidense en el mundo: en Afganistán, en Yemen, en Israel y en América Latina.

El aval al golpe de Estado en Honduras en 2009 y la declaración de Venezuela como “amenaza a la seguridad nacional” de EE.UU. en 2015 constituyen solo dos ejemplos de su falta de respeto hacia la región.

En México, Obama trabajó encantado con los gobiernos asesinos y corruptos de Calderón y Peña Nieto. No fue ninguna coincidencia que Calderón haya sido uno de los primeros líderes mexicanos en celebrar a Biden, mucho antes de que su victoria fuera reconocida formalmente.

Recordemos que EE.UU. se construyó con base en la casi total aniquilación de sus pueblos indígenas y en la esclavitud de más de cuatro millones de africanos y sus descendientes.

Su caduco sistema legal e institucional data del siglo XVIII y está diseñado para favorecer siempre al interés privado por encima del público. Se gastaron 4.000 millones de dólares, equivalente a 80.000 millones de pesos mexicanos, en la elección presidencial de 2020.

Fue la elección presidencial más cara en la historia de la humanidad.5,2 millones de ciudadanos estadounidenses no pudieron votar por haber sido condenados por algún delito en el pasado.

Un gran porcentaje de estos ciudadanos privados de sus derechos son de comunidades raciales minoritarias.

Hay también millones de mexicanos y latinoamericanos que viven y trabajan en EE.UU. que no pudieron votar porque jamás se registraron o porque no cuentan con la documentación requerida.

Es un error, entonces, echarle la culpa a Trump por la crisis actual del sistema político estadounidense. El magnate neoyorquino no hace otra cosa que aprovechar las enormes fisuras estructurales que afectan a aquella nación.

Y la verdadera esperanza no es Biden, desde luego, sino el movimiento Black Lives Matter y agrupaciones afines que luchan todos los días por un verdadero ‘cambio de régimen’, de manera similar a los movimientos progresistas de América Latina.
Una vez más, el norte tiene mucho que aprender del sur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más columnas de Roberto Dyke Rivera

Más columnas de Jesús Antonio Dyke

Durazo, Sonora y el 2021

Durazo, Sonora y el 2021

Por Jesús Antonio Dyke García A unos días de haber terminado la “precampaña”, sin duda quien mejor trabajo realizó fue Alfonso Durazo. Según el periódico nacional El Heraldo, se muestra al abanderado por Morena con un 43.7% de las preferencias contra un 34.5% de la alianza opositora. Durazo, quien será el abanderado de...

INDICADOR ECONÓMICO

INDICADOR ECONÓMICO

Desde la semana pasada se encuentra circulando un video de la alcaldesa de Hermosillo abordando el tema del contrato con la empresa Técnicas Medioambientales de México, S.A. de C.V (Tecmed) – a quien se le encuentra concesionada la Planta Tratadora de Aguas Residuales en Hermosillo (PTAR). En este...

Más Columna Contraportada

México y los heraldos negros

México y los heraldos negros

Por Mauro Gonzalez-Luna CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Se ventila en los medios una morenista iniciativa de ley para controlar las redes sociales y acallar la palabra airada. En el Senado, además, está el dictamen de la Nueva Ley General de Población, vulneradora de valores seculares. Semejan tales leyes: heraldos negros que se suman...

LAS RATAS ABANDONAN EL BARCO

Por: Manuel Fernando López “Las ratas abandonan el barco…” Si algo bueno ---lo único-- ha tenido Morena en el país fue desnudar a los seres humanos en forma descarnada; en especial a los políticos quienes so pretexto de que sus respectivos partidos no tomaron en cuenta sus “enormes” atributos para ser...

Pandilla de todos colores

Por: Víctor Fonseca No entiendo al PRI ni al PAN. Tampoco al PRD y mucho menos al Movimiento Ciudadano. En el caso de los dos primeros, los dos partidos de derecha se consideran los de más sólidas estructuras, organización y principios, los que más han ¿ganado? elecciones, los que tienen los...

Te puede interesar

Con los días contados

Con los días contados

Por Amigzaday López Beltrán CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- En la semana de su homicidio Regina Martínez tenía una herida en una mano que no dejaba de sangrar; el constante estrés le causaba dolores de cabeza… Tenía días sin dormir. A finales de abril de 2012, sin saberlo, ella se despidió...

* Y dónde está Luis Iribe?

* Y dónde está Luis Iribe?

Por: Manuel Fernando López Cuando arrancó la precampaña y a la postre la campaña oficial –eufemismos puros por parte del INE—en el cuartel de Ernesto Gándara Camou, era referente obligado para todos los reporteros, al menos en esta capital, buscar a Diego Pinto para que nos pusiera al día en...

El pasado como rencor y anacronía

El pasado como rencor y anacronía

Por Agustín Basave CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente López Obrador cometió en días pasados una injusticia: regateó la vacuna anti covid a los médicos particulares. En medio de las usuales descalificaciones a sus “adversarios” –la más reciente le tocó a Roger Bartra, a quien le negó el certificado de pureza...

Bienvenido de nuevo!

Ingrese sus datos a continuación

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Recupera tu contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.